Huracanes: Hoja de Datos VERIFY

profile photo
By Yosi Yahoudai
Founder and Managing Partner

Respondemos 5 preguntas comunes de la temporada de huracanes, incluyendo el significado de las categorías y si las pólizas de seguros cubren daños por inundación.

La temporada de huracanes se aproxima con rapidez, iniciando el primero de junio y en desarrollo hasta el 30 de noviembre. 

Cada año, la Administración Nacional de Atmósfera y Océanos publica las predicciones para la temporada. Este año, la NOAA predice una temporada “por encima del promedio”, con 17 a 25 tormentas con nombre. Cuatro a siete de ellas se espera que sean huracanes grandes. 

La administración atribuye a “cerca del récord de temperaturas oceánicas cálidas en el océano Atlántico, desarrollo de condiciones de La Niña en el Pacífico, vientos de cambio reducidos en el Atlántico y menor velocidad del viento” como factores potenciales en la temporada más alta del promedio. 

VERIFY respondió preguntas clave sobre huracanes, incluyendo el significado de las cinco categorías y si las pólizas de seguros cubren daños por inundaciones ocasionadas por las tormentas. 

LAS FUENTES

La Administración Nacional de Atmósfera y Océanos (NOAA)

El Centro Nacional de Huracanes

El Centro Climático de Florida en la Universidad del Estado de Florida

El Instituto de Información de Seguros (III)

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC)

La Cruz Roja Estadounidense

Compañías de seguros Allstate y Amica

División de Manejo de Emergencias de Florida

LO QUE ENCONTRAMOS

PREGUNTA #2: ¿Cuánto dura la temporada de huracanes?

LA RESPUESTA 

La temporada de huracanes del Atlántico tiene lugar desde el primero de junio al 30 de noviembre de cada año. La cuenca del Atlántico incluye al océano Atlántico, el Mar Caribe y el Golfo de México, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC). 

Más del 97% de la actividad de tormentas tropicales y huracanes del Atlántico ocurre durante este período de seis meses, según la Administración Nacional de Atmósfera y Océanos (NOAA). Sin embargo, los huracanes pueden ocurrir y ocurren fuera de la temporada designada. 

La mayor actividad de huracanes del Atlántico ocurre entre mediados de agosto y finales de octubre debido a aguas oceánicas cálidas que apoyan el desarrollo de las tormentas, explica el Centro Climático de Florida. 

PREGUNTA #2: ¿Cuál es la diferencia entre tormentas tropicales, tifones y huracanes?

LA RESPUESTA 

Las tormentas tropicales, tifones y huracanes caen todos bajo la designación de ciclones tropicales. 

Todos los ciclones tropicales usan aire caliente y húmedo como combustible. Es por ello que las tormentas sólo se forman en regiones tropicales donde la temperatura del océano es de al menos 80 grados, explica NOAA. 

Las tormentas también necesitan viento para formarse. Al pasar el viento sobre la superficie del océano, el agua se evapora y se eleva. El vapor de agua se enfría y se eleva y condensa de vuelta en gotas grandes de agua, conformando las nubes. 

Aunque las tormentas tropicales, tifones y huracanes se consideran todos ciclones tropicales, existen diferencias entre los tres fenómenos.

La primera diferencia es la velocidad del viento. Los ciclones tropicales se convierten en tormentas tropicales si sus vientos sostenidos alcanzan 39 mph o más. Si la velocidad del viento alcanza 74 mph o más, la tormenta es entonces clasificada como huracán. 

Los huracanes y tifones son el mismo tipo de fenómeno meteorológico – la única diferencia entre los dos es su ubicación, explica NOAA. 

El término huracán es usado para tormentas que se originan en el Atlántico Norte, el Pacífico Norte central y Pacífico Norte del este, mientras que la palabra tifón es usada para tormentas que se forman en el Pacífico Noroeste, aclara la agencia. 

Las tormentas que se forman en el Pacífico Sur y Océano Índico son siempre referidas como ciclones tropicales, sin importar la velocidad de sus vientos. 

PREGUNTA #3: ¿Qué significan las cinco categorías de huracanes? 

LA RESPUESTA

La Escala de Vientos de Huracanes Saffir-Simpson de cinco categorías estima la severidad de la tormenta y sus impactos. “Los huracanes mayores” caen bajo las categorías 3, 4 y 5 en la escala. 

La escala es evaluada del 1 al 5 basada en el tope de velocidades de viento de un huracán. No toma en consideración otros peligros como la marejada ciclónica, inundaciones y tornados, aclara el NHC. 

Una vez una tormenta alcanza vientos de 74 mph o más, se le asigna una categoría de huracán. 

Este es el desglose del NHC de las cinco categorías de los huracanes y lo que éstas significan: 

Categoría 1: Vientos de 74 a 95 mph. “Vientos muy peligrosos producirán algunos daños.” Algunas viviendas podrían sufrir daños en sus techos, revestimiento vinílico y canales de desagüe. El daño considerable de líneas de electricidad y postes podría muy posiblemente resultar en apagones que podrían durar de pocos a varios días. 

Categoría 2: Vientos de 96 a 110 mph. “Vientos extremadamente peligrosos ocasionarán daño importante.” Algunos hogares podrían sufrir daños mayores en techos y revestimiento vinílico. Se espera pérdida casi total de electricidad con apagones que podrían durar de varios días a semanas. 

Categoría 3: Vientos de 111 a 129 mph. “Daños devastadores ocurrirán.” Algunas viviendas podrían sufrir serios daños. La electricidad y el agua posiblemente no estén disponibles por varios días y semanas luego del paso de la tormenta. 

Categoría 4: Vientos de 130 a 156 mph. “Ocurrirán daños catastróficos.” Las viviendas pueden sufrir daños severos, con pérdida de la mayoría del techo y/o paredes exteriores. Los apagones de electricidad podrían durar semanas o meses. La mayor parte del área muy probablemente podría quedar inhabitable por semanas o meses. 

Categoría 5: Vientos de 157 o mayores. “Daños catastróficos ocurrirán.” Un alto porcentaje de viviendas serán destruídas, con pérdida total de techos y colapso de paredes. Los apagones eléctricos se extenderán por semanas o posiblemente meses. La mayor parte de la zona podría quedar inhabitable por semanas o meses. 

Los huracanes de categoría 6 no existen, a pesar de muchas afirmaciones virales. 

PREGUNTA #4: ¿Las pólizas de seguro de propietarios e inquilinos cubren daños por inundaciones causadas por huracanes?

LA RESPUESTA

Las pólizas de seguro de propietarios e inquilinos típicamente no cubren daños por inundación tras huracanes. 

A cambio, las personas pueden adquirir pólizas de seguro contra inundación por separado de compañías privadas o el Programa Nacional de Seguro Contra Inundaciones (NFIP), el cual es administrado por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA). Estas pólizas pueden cubrir edificaciones como tu vivienda, sus contenidos o ambos. 

El seguro de inundaciones a través del NFIP está disponible para cualquiera que viva en una de las 23 mil comunidades participantes a lo largo de los Estados Unidos. 

Para encontrar un proveedor de seguro de inundaciones a través del NFIP, puedes usar la herramienta en línea del gobierno federal o llamar al 877-336-2627. 

Puede haber un período de espera de 30 días antes de que una póliza de seguros contra inundación entre en efecto, con algunas excepciones, por lo que no se recomienda esperar a adquirir cobertura cuando el clima severo se espera impacte tu zona. 

PREGUNTA #5: ¿Cómo puedes prepararte para un huracán o tormenta tropical?

LA RESPUESTA 

Antes de que un huracán impacte en su zona, los CDC recomiendan preparar un kit de suministros de emergencia. 

Ese kit debería incluir los siguientes artículos: 

Provisiones de emergencia de agua y comida. 

Provisiones de emergencia de medicinas. 

Fuentes de electricidad de emergencia como linternas y baterías adicionales. 

Copies of important documents such as wills, passports and personal identification. Copias de documentos importantes como testamentos, pasaportes e identificación personal. 

Un extintor de incendios. 

La Cruz Roja ofrece consejos para preparar tu hogar para una tormenta inminente. Estos incluyen ingresar artículos exteriores como muebles de patio y tachos de basura, objetos pesados que podrían ser peligrosos dentro como parrillas de gas y tanques de propano, podar o remover árboles lo suficientemente cerca como para caer sobre tu casa, y proteger las ventanas con protectores permanentes. 

Para proteger tu vivienda contra inundaciones, la Cruz Roja recomienda limpiar drenajes, canales de desagüe, apilar materiales como laminado plástico, sacos de arena, e instalar una bomba de sumidero con una batería de respaldo. 

Si tienes un generador, no lo uses dentro de la vivienda debido a riesgos de envenenamiento por monóxido de carbono. No debes usar un generador en la lluvia tampoco, a menos que tengas un toldo u otro tipo de cobertura adecuada. 

La División de Manejo de Emergencias de Florida también ofrece consejos para elaborar un plan familiar antes de la embestida de un desastre. 

The Associated Press contribuyó con este reporte.

Versión original en inglés: Hurricanes: VERIFY Fact Sheet

No, la oferta de ‘camarones infinitos’ de Red Lobster no es la causa principal tras la bancarrota de los restaurantes

author photo
About the Author
Yosi Yahoudai is a founder and the managing partner of J&Y. His practice is comprised primarily of cases involving automobile and motorcycle accidents, but he also represents people in premises liability lawsuits, including suits alleging dangerous conditions of public property, third-party criminal conduct, and intentional torts. He also has expertise in cases involving product defects, dog bites, elder abuse, and sexual assault. He earned his Bachelor of Arts from the University of California and is admitted to practice in all California State Courts, and the United States District Court for the Southern District of California. If you have any questions about this article, you can contact Yosi by clicking here.